Radio Polar Señal Online
Noticia
Dr. Francisco Matus.
¿CÓMO AFECTA EL PROCESO DE CONGELACIÓN Y DESCONGELACIÓN AL SUELO ANTÁRTICO Y LAS PLANTAS VASCULARES?

13/05/2019 · 16:21

“El sector de bahía Fildes ha sufrido una importante tasa de aumento de temperatura y consideramos que la frecuencia del ciclo de congelamiento y descongelamiento del suelo es mayor y más intenso. Lo que buscamos estudiar son los factores formadores del suelo que son tan necesarios para sustentabilidad del planeta”, así describe sus primeros trabajos en el Continente Blanco, el Dr. Francisco Matus. El investigador, apunta que en la Antártica, estas condiciones de formación de suelo se pueden encontrar, debido al retroceso de glaciares los factores formadores del suelo como el clima y el tipo de roca le da su origen y pueden ser muy bien estudiados.

El científico de la Universidad de La Frontera (UFRO), permaneció casi un mes en la isla Rey Jorge, en la base “Profesor Julio Escudero”, del Instituto Antártico Chileno (INACH) para efectuar el primer trabajo en terreno de su proyecto sobre los ciclos de descongelación-congelación sobre el secuestro de carbono perteneciente al Programa Nacional de ciencia Antártica. “Estos ciclos están afectando a la formación del suelo y, por supuesto, a la materia orgánica, además de las materias dejadas por los musgos, aves, restos animales y vegetales, que van generando el suelo a nivel general”, agrega el científico.

Matus, resalta que en el Continente blanco hay condiciones especiales que facilitan este tipo de investigaciones. El retroceso de los glaciares va dejando al descubierto una superficie donde es posible ver cómo el clima y el tipo de roca influyen desde el comienzo en este proceso, mostrando un gradiente temporal en el paisaje.

Subraya, que en el prístino continente estudiarán junto a su equipo la formación de materia orgánica a partir de organismos como musgos y plantas vasculares (vegetación). “Esta materia orgánica le da la vida al suelo alojando y alimentando una flora bacteriana y de hongos muy rica, que también pueden servir como fuente para otras investigaciones bioquímicas”.

Las plantas vasculares son las que tienen diferenciación de tejidos (raíces, tallos, hojas, flores) y exudan ácidos orgánicos que descomponen aún más las rocas, ayudando al proceso de formación de suelo. Por otro lado, el descongelamiento y congelamiento del terreno pueden liberar grandes emisiones de CO2, óxido nitroso o metano”, argumenta el Dr. Matus.

“Creemos que la frecuencia de la intensidad del congelamiento y descongelamiento , van a provocar un efecto denominado priming. Este fenómeno está dado por una mineralización extra de carbono de lo que nosotros esperábamos. Estamos viendo además las cantidades de materia orgánica acá en Antártica y la generación de CO2 y metano al ambiente. En relación a otros suelos, como los de bosques agrícolas, hemos elegido justamente este sector la península Antártica, porque existe poca interacción humana y sería una condición originaria lo que encontramos en este tipo de suelo”, apunta el profesor Matus.

El investigador polar, subraya además que aproximadamente hace 10 años varios investigadores decían que no iban a la Antártica porque no había suelo. Asimismo, apunta que alrededor del 3% de terreno que no está cubierto por el hielo en este continente contiene mucho suelo, lo que hace muy interesante poder observar cómo la roca se descompone y permite la existencia de líquenes y otros organismos.

Los científicos durante los cuatro años que dure su proyecto (2018-2021), estarán avocados a responder preguntas entorno a los efectos de la congelación/descongelación (4 ciclos) (CO2) a tres rangos de temperaturas 2/-18, 7/-18 y 12/-18 °C.

Para finalizar, el Dr. Matus resalta que durante su trabajo en Antártica harán aproximadamente 18 puntos de muestreo en sectores de península Fildes, isla Ardley y bahía Collins. El proyecto “Efecto de los ciclos de descongelación-congelación sobre el secuestro de carbono a lo largo de gradientes de desarrollo del suelo formados por el retroceso de los glaciares en la Antártida marítima, isla Rey Jorge”, es financiado por el INACH y forma parte del Programa Nacional de Ciencia Antártica 2019.