Radio Polar Señal Online
Noticia
Cartas al director.
NO PODEMOS VOLVER AL PASADO, NUESTRA QUERIDA REGIÓN NO LO MERECE

14/04/2019 · 09:06

Ha pasado casi cuatro meses desde que la comunidad indígena yagan y parte de Pto. Williams ( Upushwea), ha manifestado su total rechazo a la instalación de la industria no sustentable, como lo es la industria salmonera en este país, dejando claro como comunidad originaria del territorio que no necesitamos esto en nuestros canales, que nuestro desarrollo va por otra senda y que tenemos el derecho de así solicitarlo y ejercerlo.

Nuestra postura en oposición a esta industria se basa principalmente en nuestros derechos consuetudinarios, que están vigentes, es lo que estamos exigiendo y hemos exigido por décadas, pero al existir en este país leyes y políticos-empresarios que vulneran abiertamente y sistemáticamente todo tipo de legislación cuando de producir dinero se trata, coartando nuestros derechos y función dentro de un desarrollo que este país vocifera muy vivazmente pertenece a todos. No necesitamos la aprobación de nadie y menos como hoy se ve involucrado el estado de chile, con esta industria destructiva, industria que para mitigar el daño, desequilibrios ecológicos que culmina con registradas catástrofes medio ambientales, sale a su paso, argumentando muy pobremente el PIB que significa para la región, saliendo de ellos mismos y avalados una vez más por el gobierno, que el dinero es lo que interesa, lo demás es desinformación, son calumnias, comentarios erróneos y sin argumento.

El día Lunes 08 de Abril, la comunidad yagan originaria del territorio y maritorio de la comuna de cabo de hornos, junto a expertos y autoridad local se hacen presente en comisión de medio ambiente y piden excluir la salmonicultura de su territorio, considerado área de desarrollo indígena, reserva mundial de la biosfera, puerta de entrada a la antártica y un sinfín de nombramientos con que cuenta nuestra isla, muy merecidos por demás, por su características arqueológicas y ecológicas que la elevan a un status de conservación sin discusión.

El desarrollo de lugares como este, considerado uno de los 24 lugares menos intervenidos por el hombre, merece si o si la participación de todos, de una forma clara y transparente, teniendo siempre presente concepto de conservación, cuidado y protección férrea al entorno como ha sido manifestado por la comunidad local en instancias de ‘’participación ciudadana’’, como la ejecutada el año 2008 en el proceso de macrozonificación, en nuestra localidad, donde la comunidad opta en forma muy clara y consiente del lugar en donde vive, por el concepto de conservación, antecediendo a otros conceptos entre ellos a la acuicultura, quedando esta en tercera opción, pero a los años después (2012) la comunidad se entera a través de un medio de comunicación, que su postura no había sido respetada y ha sido cambiada entre cuatro paredes por acuicultura, todo esto registrado.
Hoy en día cuando este país pretende ser organizador del COP25, sobre cambio climático, no existe una coherencia medio- ambiental entre lo dicho y lo que se ejecuta, el haber restado su participación de la alianza del carbón, su no ratificación al tratado de Escazú, con sus tres pilares fundamentales, esto para evitar así, la judicialización internacional de temas ambientales del país.

Esto viene a ser lo único claro de este gobierno, la destrucción de todo recurso natural a cambio de un favorable PIB, como fue mencionado por el core kusanovic, que al parecer le apetece mucho que esto funcione, sin medir y despertando dolorosas y erróneas comparaciones como la de la ganadería con la salmonicultura, dejando en claro que ´´la salmonicultura llegó para quedarse y así desarrollar nuestra querida región´´, palabras de él a un medio de comunicación, frase que le viene bien.

La ganadería que nombra el Sr. Kusanovic, fue el fin de unas de las culturas originarias más ricas de estas tierras, y de nuestra querida región, el genocidio de un pueblo que cohabitaba sin problemas con su entorno, la eliminación total del pueblo Selk´nam, este actuar es el mismo que está presentando esta industria apoyada como dije antes, por autoridades locales y nacionales, lo mismo se está repitiendo hoy con este lujo de autoridad regional muy acoplado con la salmonicultura.

Como pueblo originario no permitiremos más atropellos de parte de quienes nos nombran tesoros humanos vivo, de quienes nos usan de marketing en el extranjero, de quienes firman tratados internacionales para decir que cumplen con nuestras demandas, hoy el pueblo yagan está vivo y presente en su territorio ancestral, territorio que llamamos a las autoridades, cuidar y salvar de algo que no pedimos y no hemos participado, pedimos no volver al pasado, a no obligar a desaparecer una vez más a otra cultura originaria que ha costado mucho revitalizar, somos parte de esta isla con sus canales y fiordos, vivimos en ella y para ella.

COMUNIDAD INDIGENA YAGAN DE BAHIA MEJILLONES
DAVID ALDAY CHIGUAY.